Noticias

 

 

AUTOMEDICARSE GENERA DEFICIENCIAS EN EFICACIA DE ANTIBIÓTICOS

 

En México hay antibióticos a los que se les ha desarrollado una resistencia por arriba del 80 por ciento. Los principales “abusos” de antibióticos en la práctica clínica se dan con una prescripción no necesaria, cuando se fomenta la automedicación y el tratamiento de infecciones virales y no bacterianas, o por una prescripción inadecuada por desconocimiento de la epidemiología de la infección, selección de antibióticos y tratamientos profilácticos inadecuados, así como el desconocimiento de las indicaciones de pruebas de susceptibilidad antimicrobiana.

Y, debido al incremento en enfermedades del tracto respiratorio, tales como la gripa y tos, especialistas del Hospital Infantil de México invitan a la población a evitar la automedicación y acudir al médico ante cualquier molestia que se presente, pues el uso inadecuado de antibióticos ha generado deficiencias en su efectividad.

Estamos tratando de crear conciencia acerca de un adecuado uso de antibióticos ante la presencia de enfermedades respiratorias, pues la automedicación ha propiciado que algunas bacterias se hagan resistentes a ellos, indicó el doctor José de Jesús Coria Lorenzo, infectólogo pediatra.

Estos esfuerzos forman parte de las acciones por fomentar la educación acerca de la utilidad real y actual de los diferentes antimicrobianos, promover su uso racional, así como reflexionar sobre el futuro de los mismos.

El doctor Víctor Martel, Gerente Médico de Bristol-Myers Squibb, destacó la importancia de informar a la gente y a la comunidad médica para evitar la resistencia y en consecuencia, la poca efectividad de los antibióticos, pues actualmente se ubica por encima de un 80%.

A fin de resolver este tipo de prácticas, se llevan a cabo programas de control de uso de antibióticos, educación universitaria médica continua, campañas de difusión en conjunto con la Industria farmacéutica, así como la promoción médica, ello, para lograr la permanencia y efectividad de los antibióticos.

Además, es necesario incrementar la educación y prevención de enfermedades infecciosas, así como incentivar la realización de una buena vigilancia epidemiológica, ya que la prevalencia de patógenos con cierta resistencia puede variar con el tiempo, el lugar, la población, la unidad hospitalaria y el período de hospitalización.